Mauro Icardi impone condiciones para volver a jugar en el Inter de Milán

top ad

El camino de encontrar la paz comenzó en los últimos días, con el desembarco de Paolo Nicoletti a esta extensa novela que tiene como principales protagonistas a Mauro Icardi y la dirigencia del Inter.

El ex comisionado adjunto de la Serie A y de la Federación Italiana de Fútbol siempre fue una figura cercana a la institución italiana. Wanda Nara le pidió un consejo al ex presidente Massimo Moratti para desbloquear esta situación y el empresario le acercó el nombre del mencionado letrado (en el pasado trabajó durante un conflicto con el brasileño Ronaldo).

El abogado, en su última comunicación con Beppe Marotta, director deportivo del club, le acercó las dos exigencias del delantero argentino para volver a entrenar con el primer equipo. Mauro no juega con la camiseta nerazzurra desde el 9 de febrero, en la victoria ante Parma. Tras este encuentro, hubo un quiebre en la relación, ya que el club, el 13 de febrero, decidióquitarle la cinta de capitán para dársela a esloveno Samir Handanovic.

Icardi no solicitó que le devuelvan el brazalete, pero sí pidió una explicación (preferentemente pública) de las razones que llevaron al club a decidir la “degradación” y la elección por el arquero esloveno. El futbolista, antes de estar reuniones en búsqueda de paz, había pedido una reunión con el presidente Steven Zhang para conocer de su boca el porqué de esta decisión. Según Corriere dello Sport, este punto fue rechazado por la institución, ya que consideran que no hay necesidad de dar ninguna explicación.

Al argentino también le gustaría que Inter emita un comunicado con la intención de “limpiar” su imagen, la cual quedó deteriorada. Quiere que no le quede un mote de jugador conflictivo.

El otro punto de conflicto es el vestuario. Según el propio jugador, el vínculo con sus compañeros es bueno y que no debe disculparse ante ellos. Sin embargo, en la vereda opuesta se encuentra el Clan Slavo (Marcelo Brozovic, Ivan Perisic y Handanovic), quienes en el pasado increparon a Icardi por la exposición mediática de Wanda Nara.

Luego está la fría relación con Luciano Spalletti, quien ya manifestó ante la prensa su malestar con el argentino por ausentarse varios partidos aduciendo una lesión en una de sus rodillas. Tras estas palabras, Mauro tuvo un fuerte cruce con el entrenador.

bottom ad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here