Tres grandes riesgos que acechan la economía global

top ad

¿Qué trae 2019 para la economía global?

Sin duda se ven nubes en el horizonte, pero 2018 en su conjunto fue un año razonablemente sólido.

El crecimiento global probablemente fue de un 3,7%, según el Fondo Monetario Internacional, algo que sabremos con exactitud cuando todos los datos estén disponibles.

Es probable que las dos mayores economías del mundo muestren que tuvieron tasas respetables de expansión.

La más grande de todas, Estados Unidos, tuvo dos trimestres saludables a mediados del año pasado. La información sobre el desempeño de los últimos tres meses llegará hacia finales de enero, y aunque podrían mostrar un poco de desaceleración, es probable que el total anual muestre una fuerte expansión cercana al 3%.

En el caso de China, la desaceleración -después de tres décadas de impresionante crecimiento- continúa. Pero es probable que se acerque a un 6,6% al cierre de 2018, más que suficiente para generar una significativa mejoría en el estándar de vida promedio.

Personas caminando en Nueva York (Estados Unidos) en época de rebajas

La mayor parte de las proyecciones sugieren que la recuperación después de la gran recesión de hace una década seguirá por poco más de un año.

¿Cuáles son entonces los grandes riesgos que acechan a la economía global?

“Trumponomics”

Es probable que el crecimiento de la economía estadounidense sea menor.

La expansión en 2018 reflejó el recorte de impuestos del presidente Donald Trump. Actualmente existe un debate sobre si el impacto de la medida durará más tiempo.

¿Tendrá un impacto que desaparecerá rápidamente, o tendrá un efecto duradero con impulso en el empleo y la inversión?

Esa es una de las dudas sobre la política económica de Trump, llamada informalmente en inglés “Trumponomics”.

También hay que considerar el efecto de las decisiones de la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense.

¿Seguirá subiendo las tasas de interés para mantener la inflación cercana al 2%, en línea con el camino que siguió en 2018?

El presidente Trump ciertamente cree que la Reserva Federal puede dañar el crecimiento.

Es, según sus propias palabras, “el único problema que tiene nuestra economía”.

En varias ocasiones ha hecho comentarios similares, al punto que su secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, salió a decir que el presidente no tiene contemplado retirar de su puesto al presidente de la Fed, Jerome Powell.

Tampoco está claro si él tiene la autoridad para tomar esa medida, pero sin duda podría no darle otro período en su cargo, cuando éste expire en 2022 (si todavía es presidente para esa fecha).

En cualquier caso, la sola idea de que el presidente tome esa decisión (considerada por muchos como una intervención en la Fed), tiene el potencial de inquietar a los mercados financieros .

El Congreso le da a la Fed la responsabilidad de dirigir la política monetaria, una tarea que incluye el manejo de la tasa de interés.

La visión más extendida entre los economistas es que mantener la política monetaria alejada del terreno político es mejor en el largo plazo para el control de la inflación.

Pero hay otro aspecto de la política económica del presidente Trump que podría debilitar el crecimiento económico: el comercio internacional.

¿Viene una escalada de aranceles?

Estados Unidos está embarcado en una gran confrontación con China, porque el presidente Trump considera que el país asiático le roba tecnología a las empresas estadounidenses que hacen negocios en su territorio.

bottom ad