El Salvador estancado en percepción de la corrupción

“Nuestra evaluación de esos resultados es que el país sigue, de alguna manera, congelado en la materia. Ha habido sí algunos avances en ranking sobre todo, pero nos parece, habida cuenta de la historia en la nota que ha tenido el país, hay un estancamiento en materia de percepción de la corrupción”, dijo Roberto Rubio, director de Funde.

Entre 34 y 39.

El IPC es una herramienta usada internacionalmente para medir la corrupción en el sector público en la mayoría de los países del mundo, en una escala de 0 a 100, donde 0 es la percepción de niveles altos de corrupción y 100 es la percepción de niveles bajos de corrupción. En ese sentido, el país mejor evaluado es Dinamarca con 88 puntos y el peor es Sudán del Sur, con 12.

El Salvador pasó de estar en la posición 113 con una calificación de 34 en el 2019 a la posición 104 con una calificación de de 36 en 2020. Es decir, tuvo un aumento de solos 2 puntos. Desde 2014, la nota del país ha oscilado entre 34 y 39 puntos.

Deja un comentario