¡Sorprendente! Conoce los ataúdes colgantes

top ad

Los rituales funerarios son diferentes en cada nación pero ninguno tan peculiar como este ancestral ritual propio de Indonesia, Filipinas y principalmente China, donde se pueden ver ataúdes colgados en lo más alto de los acantilados, sostenidos únicamente por inmensas vigas de metal.

Esta antigua tradición tiene como significado principal la premisa que el alma del difunto estaría más cerca del cielo, con esto poder llegar más rápido al paraíso para que también le fuese mejor en la siguiente vida, además de recibir la bendición eterna de su alma.

Existen otras conjeturas que indicaban que los ataúdes eran colgados específicamente en esos lugares para protegerlos de cualquier animal depredador o carroñero, así sus restos quedarían invulnerables a su destrucción, además de dejar la tierra libre para su uso agrícola.

¡Sorprendente! Conoce los ataúdes colgantes 1

Pero ¿Cómo se realizaba este ritual?

Eran los ancianos de las tribus los encargados de tallar sus propios féretros utilizando una sola pieza de madera, para que a la llegada de su momento final fuesen puestos dentro de ellos en posición fetal dado que, así como venían a esta tierra así debían irse, se les envolvía en mantas y los ataban con hojas de ratán. Luego de cerrar los ataúdes eran colocados en los acantilados o al interior de las cuevas, atados a las barras de metal.

Si acaso la debilidad propia de la edad o alguna afección física les impedía tener las fuerzas necesarias para construir sus féretros, eran sus hijos o cualquier otro pariente los que se encargaban de construirlos.

¡Sorprendente! Conoce los ataúdes colgantes 2

Aún en la actualidad se pueden apreciar vestigios de estos antiquísimos rituales. ¿Qué te ha parecido este singular ritual funerario? Déjanos conocer tu opinión en un comentario

 

bottom ad