Para aprobación de visas consulado Estado Unidenses piden información sobre redes sociales

top ad

Desde mayo, el Departamento de Estado de EE.UU. ha puesto en marcha la nueva política que dicta la obligatoriedad de llenar un formulario en línea para obtener una visa de inmigrante y no inmigrante, incluidas las visas de permisos de estudiantes y laborales como la H-1B, H-2A, J y L.

Los interesados deberán acceder al Centro de Aplicación Electrónica Consular del Departamento de Estado (CEAC por sus siglas en inglés) para completar una serie de datos que incluye información sobre el uso de redes sociales del solicitante.

De acuerdo a un artículo publicado por los expertos de la firma Greenberg Traurig LLP en el sitio especializado en temas legales internacionales, lexology, la medida pretende surtir de información a los oficiales consulares sobre los hábitos, preferencias, asociaciones y contactos que giran en torno al solicitante, para tener una visión más amplia sobre cualquier inconsistencia o problemas que puedan afectar la seguridad de una amplia gama de situaciones.

Las personas que deseen solicitar una visa para residencia permanente serán los más afectados por la nueva política, dado que la revisión de dicho historial puede ser ejecutada con mayor profundidad para ellos. De acuerdo a los abogados los únicos exentos del nuevo requisito son los que aplican para ciertos tipos de visa de tipo diplomático y oficial.

Además, en el nuevo formulario se deberá proporcionar un historial sobre los últimos cinco años de los números de teléfono y correos electrónicos utilizados, así como de viajes internacionales, estado de deportación e información sobre cualquier familiar involucrado en actividades terroristas.

Los aplicantes que declaren no hacer uso de las redes sociales se atienen a que la información brindada sea catalogada como inconsistente y el oficial consular les niegue la petición de visa.

Cabe destacar que la política no es del todo nueva, ya que la petición sobre información de redes sociales ya era aplicable bajo la administración del Presidente Obama, sin embargo no era de carácter obligatorio hasta el recientemente pasado mes de mayo.

La nueva medida ha sido tomada como parte de los esfuerzos del Presidente Donald Trump para ampliar el control de seguridad al que es sometido cada inmigrante y futuro viajero hacia los Estados Unidos, según las declaraciones del Departamento de Estados, que afirmó también que su prioridad es la seguridad nacional a la hora de evaluar las solicitudes de visa.

Previo a la nueva actualización en el formulario, la información solicitada sobre redes sociales, correos electrónicos y números de teléfono solo era obligatoria específicamente para aquellos que pasaban por un proceso de investigación adicional, como ejemplo, a los que tenían historial de visitas a países controlados por organizaciones terroristas.

bottom ad