La justicia concluye que exjuez Moro no fue «imparcial» en condenas contra Lula

 El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva, quien fue líder del izquierdista Partido de los Trabajadores, gana su segundo pleito legal en menos de un mes, lo que fortalece su posible regreso al ruedo político para las elecciones presidenciales de 2022.

La Corte Suprema de Justicia dictaminó que el exjuez Sergio Moro actuó de forma parcializada contra el exmandatario, al juzgarlo y condenarlo por dos procesos de corrupción y blanqueo de capitales, en medio de la investigación del denominado caso Lava Jato.

Las opiniones de los cinco jueces de la Corte se dividieron en tres a favor y dos en contra del recurso presentado por Lula Da Silva, quien alegó que Moro habría tenido intereses políticos en su decisión, dado que en 2018 aceptó entrar al Gobierno del actual presidente ultraderechista Jair Bolsonaro como ministro de Justicia.

Justamente, las sentencias de Moro truncaron las aspiraciones presidenciales de Lula y lo obligaron a retirarse de la contienda de la que hasta entonces era el candidato favorito, según las encuestas. Con Lula Da Silva fuera de la carrera, Bolsonaro ganó los comicios presidenciales.

El equipo legal del político interpuso la querella después de que la revista «The Intercept» publicara una serie de mensajes filtrados que mostraron una aparente coordinación entre Moro y los fiscales de Lava Jato para encarcelar al exjefe de Estado

Deja un comentario

restaurante maurita