La sombra de los crímenes de odio aún acecha a los Estados Unidos

El fantasma de la violencia racial acecha de nuevo a Estados Unidos, un país que pasó gran parte de 2020 luchando contra la violencia racista y la brutalidad policial que golpea desproporcionadamente a las poblaciones afroamericanas.

Un año después, los vicios (ataques físicos, discriminación, retórica agresiva) lucen muy similares pero las víctimas han cambiado: hay un alza de ataques a asiáticos americanos.

El martes 16 de marzo, ocho personas fueron asesinadas en un salón de masajes en uno de los suburbios de la sureña ciudad de Atlanta, Georgia. En su mayoría, las víctimas eran mujeres de origen asiático

Deja un comentario