Estas son 3 maneras de gestionar la transformación digital

top ad

 

En nuestra experiencia, la mayoría de las empresas ya están impregnadas de tecnología y aprendiendo rápidamente cómo transformar su negocio. Normalmente, los equipos sobre el terreno son muy conscientes de las amenazas y oportunidades digitales dentro su área de la empresa, casi siempre más que el núcleo corporativo o ejecutivo. Estos equipos lanzan sus propias aplicaciones, introducen la robótica, se asocian y colaboran con actores digitales, y utilizan datos para analizar su actividad y tomar mejores decisiones.

Por eso quiero compartir 3 maneras de gestionar la transformación digital:

1. Definir dónde es más necesario el cambio: Las tecnologías digitales afectan a cada empresa de forma distinta, pero siempre tienden a crear o destruir valor en cuatro áreas críticas: la relación con el cliente, los productos y servicios digitales, el rendimiento operativo y la preparación de nuevos modelos de negocio disruptivos. Desarrollar un punto de vista claro sobre las oportunidades o amenazas en cada área sugerirá qué capacidades requieren más atención y dónde concentrar la inversión.

2. Coreografiar el cambio: Incluso la estrategia digital más clara fracasará si la plantilla de una empresa no está preparada para adoptarla. Resulta igual de crítico definir dónde se necesitan cambios como preparar las habilidades y procedimientos que los permitirán. El área de TI o tecnología de información , por ejemplo, suele ser uno de los cuellos de botella más importantes: está atrapada en procesos antiguos y necesita una reforma considerable para vincularla de manera más estrecha con la estrategia a medida que la empresa agiliza sus procesos. También es básico desarrollar y potenciar capacidades clave de análisis de datos para tomar mejores decisiones a partir de la nueva avalancha de información que fluye por la empresa.

3. Empoderar a las personas: Una de las consecuencias fundamentales de este enfoque para una transformación digital es la importancia que adquiere crear un modelo organizativo centrado en lo digital: prototipar, tomar riesgos y movilizar a la primera línea para impulsar iniciativas concretas. Muchos de los modelos digitales más exitosos hasta la fecha han sido implementados a nivel global dentro de una organización a través de “relés digitales” o personas autorizadas dentro de cada una de las unidades de negocio y país. Cada uno de ellos está organizado de manera centralizada al ritmo adecuado para acelerar la adopción de los cambios y de forma que el enfoque siga siendo coherente.

Visita: tetogallegos.com

bottom ad