PNC desmiente que Policías están organizando caravana para emigrar hacia los EE.UU por las pandillas

top ad

La Policía Nacional Civil (PNC) rechazó categóricamente la publicación emitida por el medio The Washington Post, en donde se asegura que policías podrían estar organizando una caravana para migrar hacia Estados Unidos y pedir asilo a otros países por el acecho de las pandillas.

“No tenemos conocimiento a nivel institucional que se estén ejecutando este tipo de acciones al interior de la corporación policial”, declaró este 6 de marzo el inspector jefe Walter Guillen.

Sin embargo, dejó entrever que sí ha habido policías que se han amparado a la “suspensión voluntaria”, es decir solicitar permiso, por algún interés particular y sin goce de sueldo, para dejar de pertenecer a la institución.

“Uno de los intereses de las personas que dejan de ser policía podría ser solicitar asilo a Estados Unidos o a otros países, aduciendo haber laborado en la institución policial y haber recibido amenazas por estructuras criminales; podría ser que exista esa posibilidad, pero esa es ya una justificación muy particular de estas personas y así lograr un estatus en ese país”, expresó Guillen.

Precisamente, The Washington Post reveló en un reportaje que al menos 15 agentes de la PNC están en proceso de ser “reasentados como refugiados por las Naciones Unidas” y otros seis oficiales han recibido asilo en los últimos meses o han programado audiencias de asilo en Estados Unidos.

Pero, Post fue más allá y aseguró que dentro de la corporación, vía redes sociales, se estaría preparando un grupo que pretende renunciar y organizar una caravana de policías para migrar al país norteamericano. Caravanas idénticas a los ocho grupos de salvadoreños que han salido desde el año pasado, la última salió hace 15 días.

Pese a esto, el inspector de la PNC hizo ver que los agentes “de vocación” saben el riesgo que se corre en dicha profesión. “Nuestra propia familia sabe a que nos enfrentamos y que juramos defender a la población hasta a costa de nuestras propias vidas”, señaló.

Según las estadísticas, la Policía tuvo nueve bajas en los primeros dos meses de 2019. Dicha situación, acompañada de ataques armados, hizo que las autoridades suspendieran las licencias (vacaciones) a todos sus elementos. La medida fue levantada un semana después.

bottom ad