PNC suspende licencias y permisos a policías por repunte de asesinatos

top ad

Hasta el mediodía del jueves se cometieron 12 asesinatos a nivel nacional.

Un repunte de violencia pandilleril en el oriente del país activó nuevamente la Mesa Institucional de Crisis de la Policía Nacional Civil (PNC).

Como primera medida, el alto mando policial ordenó la suspensión de días libres y vacaciones al personal operativo a nivel nacional para contener el accionar delictivo de las pandillas, indicaron fuentes policiales.

Desde la noche del miércoles, los informes de novedades comenzaron a nutrir el Centro de Operaciones Policiales (COP), con su base en el cuartel central de la Policía conocido como El Castillo. Asesinatos en Usulután y La Paz fueron los primeros en registrar un repunte poco habitual del accionar delictivo de las pandillas.

Un grupo armado que decapitó a un joven en La Paz y un entrenador de fútbol en San Miguel fueron las novedades iniciales. Los hechos se pensaron que eran aislados. Pero no.

El repunte se registró en los departamentos de Usulután, La Paz, Morazán y San Miguel, informaron fuente, y antes que el reloj marcara las 12 del día de este 21 de noviembre, en el país habían muerto de forma violenta 12 personas. La Policía atribuía esa ola criminal a las pandillas.

Desde que Bukele asumió la presidencia, según fuentes oficiales, los homicidios han disminuido. El número de asesinatos diarios oscila entre tres y cuatro. El gobierno ha asegurado que los buenos resultados son producto del plan territorial.

En un documento filtrado a Diario1.com, el director general de la PNC, en funciones, Leonel Rivera Lico ordena, en el memorándum PNC-DG/Nº10011, “la suspensión de licencias y permisos a todo el personal policial a nivel nacional”.

Según el documento firmado por Rivera Lico, la orden responde a que se “necesita a todo el talento humano para reforzar el Plan Control Territorial”

La Policía indica que debe organizar a todo el personal policial para garantizar el trabajo preventivo y la “persecución del delito”, señala el documento oficial.

No es la primera vez que las pandillas amenazan con una escalada de la violencia a la administración de Nayib Bukele. Durante los primeros cien días de la gestión Bukele, la Policía suspendió al menos en tres ocasiones las licencias y vacaciones a su personal operativo. Esto por amenazas de pandillas.

Aunque Bukele presentó como su principal logro la reducción de los homicidios, ya que disminuyó de once a cuatro asesinatos diarios durante los primeros días de su gobierno. Pero las pandillas no han dejado de abrazar la posibilidad de ejercer presión a la Presidencia de la República a punta de plomo. Esto ha llevado a tener picos efímeros de violencia.

Esta alza se suma a los picos esporádicos que las pandillas cometieron el 17 de julio, el 31 de agosto, el 5 de septiembre e inicios de octubre. Durante estas fechas, la Policía suspendió licencias y vacaciones al personal operativo.

Las otras emergencias

Esta no es la primera ofensiva que la administración de Nayib Bukele contiene en contra de personal policial.

El pasado 17 de julio, la Mara Salvatrucha giró instrucciones a sus pandilleros para iniciar su primera ofensiva contra la administración Nayib Bukele enfilando sus fuerzas para atentar contra “operadores de justicia”. Así lo reveló el memorándum número DG/SDG N4430, fechado el 16 de julio pasado y firmado por el entonces subdirector general de la institución, César Flores Murillo.

En esa ocasión, la Policía advertía que cinco cabecillas del Programa Libertad MS13 habían ordenado a sus gatilleros (sicarios) iniciar una serie de acciones de “desestabilización” en contra de los operadores de justicia (policías, soldados, custodios del sistema carcelario).

El informe de Inteligencia mostraba que los cabecillas señalados eran: José Douglas Torres Calzada, alias El Guanaco de Cinco Cedros; Juan Manuel Flores Aguilar, alias El Saymon de Tepecoyo; Alexander Armando Granados Vásquez, El Travieso de Nejapa; Jorge Alberto Aguilar Villatoro, Scooby de Ateos; y José Luis Ramírez Yan, alias El Mafioso de Cobanal.

A poco más de un mes de la primera emergencia, el pasado 28 de agosto, una fuente reveló a Diario 1 que la Mara Salvatrucha (MS13) preparaba una nueva ofensiva contra personal de la Policía Nacional Civil.

La información fue revelada por una fuente de la Subdirección de Inteligencia de la PNC.

El programa pandilleril que estaría preparando “la pegada” o atentados es el denominado Shulton Locos Salvatruchos (SLS), que tiene su centro de operaciones en el departamento de Usulután. Sin embargo, la Policía indica que la orden se estaría girando a toda la zona oriental y posteriormente el resto de programas de la MS13 estaría acatando la misma “willa” (orden).

La alarma se genera luego de interceptar una comunicación del “corredor” del programa, identificado como Israel Antonio Valle Orellana, alias “El Trucha” o “El Delincuente”, indica el informe de Inteligencia.

Debido a esta información el 31 de agosto fueron suspendidas las licencias a nivel nacional. La medida fue suspendida el 1 de septiembre.

La más reciente la ocurrida el 30 de septiembre cuando un informe de Subdirección de Inteligencia de la PNC, indicó que las clicas de las tres principales pandillas, Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18, en sus facciones Revolucionaria (18R) y Sureños (18S) estarían activadas para generar un nuevo espiral de violencia a nivel nacional.

bottom ad