¿Se está enfriando la relación de El Salvador con Estados Unidos?

La ausencia de una reunión de nivel presidencial con el primer enviado de la administración de Joe Biden a El Salvador es vista por estudiosos de la política exterior salvadoreña como un enfriamiento o tensión entre los gobiernos de El Salvador y de Estados Unidos.

El distanciamiento es visto como un riesgo a la cooperación estadounidense hacia el gobierno salvadoreño. Sin embargo, Aldo Álvarez, secretario nacional de comunicaciones del partido Cambio Democrático (CD), aliado del Gobierno, cree que lo que Estados Unidos está haciendo es “empapándose hasta lo más profundo de las realidades” de los países del llamado Triángulo Norte.

“Creo que es una buena oportunidad del gobierno salvadoreño de demostrarle al nuevo gobierno de Estados Unidos que el modelo salvadoreño podría ser buen modelo para ser adoptado por los otros países” del Triángulo Norte, señala Álvarez, quien no ve posible un distanciamiento entre ambos países

El exembajador salvadoreño en Washington, Rubén Zamora, sin embargo, cree que la negativa de reunión por parte del presidente Nayib Bukele con el enviado especial de EE.UU., Ricardo Zúñiga, sí es un signo de distanciamiento, así como el comportamiento de la embajadora de El Salvador en Washington.

“Está perdiendo la posibilidad de una cooperación con Estados Unidos, que ha sido histórica. Me parece que es un juego muy poco diplomático, no calibra las consecuencias de sus actos”, reflexiona Zamora.

Según el exdiplomático, esta actitud empezó con una distancia y ahora “es para tensionar la relación con Estados Unidos”. Zamora ve conveniente que se diseñe una política exterior.

Por su parte, Leonor Selva, quien ha sido asesora de gobiernos y es máster en políticas públicas, se puede calificar como un enfriamiento respecto a la administración Trump.

Deja un comentario