Polisomnografía es el estándar para medir los sueños

top ad

Por años la polisomnografía (PSG) fue el estándar para medir el sueño. Un examen de PSG proporciona estadísticas detalladas del sueño, como tiempo total, eficiencia (calidad), además de proporcionar métricas del ciclo completo del sueño. También mide las ondas cerebrales, ritmo cardíaco, respiración, actividad muscular, niveles de oxígeno en sangre y movimiento de los ojos. Evidentemente, dada su complejidad, usualmente se realiza en un laboratorio en presencia de un técnico y esto lo hace poco práctico. Por lo general se realiza bajo receta cuando se sospecha de algún trastorno del sueño.

Con los avances de la tecnología y la popularidad de los “Wearables” ahora es posible realizar una medición general de nuestro sueño. La herramienta de medición se llama actigrafía. La actigrafía consiste en registrar los movimientos a través de un acelerómetro. La idea es que cierta cantidad de movimientos corresponden con estar despierto y periodos con ausencia de movimientos con estar dormido. Las etapas del sueño se miden también con rangos de tolerancias de estos movimientos, un PSG, sin embargo, las mide a través de las ondas cerebrales que es la única forma exacta de hacerlo.

bottom ad