El Salvador continuará aumentando su deuda pública hasta 2022

La deuda pública de El Salvador continuará aumentando hasta 2022 en un mercado de inversionistas cada vez más atento a un ajuste fiscal para ordenar las finanzas estatales, advierte la agencia Moody’s Investors Rating.

A inicios de febrero, la agencia anunció una degradación de la perspectiva de riesgo de la deuda salvadoreña de positiva a negativa, aunque mantuvo su calificación en “B”.

En una nota de la calificación soberana, con fecha del 8 de febrero pero que se divulgó esta semana, la agencia explica que su decisión se fundamenta en que el país se enfrenta a altos riesgos de liquidez, elevada deuda y carga de intereses, mientras que su dinámica económica se encuentra deteriorada por la pandemia.

El Salvador tiene que asegurar en el transcurso de 2022 el financiamiento de $800 millones para honrar dos emisiones de bonos en enero de 2023. Este compromiso, por lo tanto, deberá incluirse en el anteproyecto del presupuesto para el próximo año como solicitud de deuda, que es el mecanismo que ha utilizado el Gobierno en los últimos vencimientos de deuda.

90 % PIB La agencia estima que la deuda de El Salvador superará el 90 % en 2022.

85.8 % DEUDA La deuda del SPNF representó el 85.5 % del PIB en 2020.

El primer paquete se estructura por $451.5 millones de una emisión del 17 de octubre de 2002 y el segundo es de $348.5 millones colocados el 25 febrero de 2003. Ambas emisiones vencen el 24 de enero de 2023 y suman $800 millones. Después de estos compromisos, el siguiente vencimiento está programado para 2025 por $800 millones.

“Esperamos que la deuda como porcentaje del PIB continuará incrementando en 2022 y sobrepasará el 90 % del PIB, incluso después de asumir que el ajuste fiscal reduzca el 3 % del PIB entre 2020 y 2022”, afirma la agencia.

Deja un comentario

restaurante maurita