«Es doloroso este momento»: sepultan a menores que fallecieron tras explosión de cohetería clandestina en Santa Ana

Este lunes fueron sepultados los dos niños que murieron debido a las quemaduras ocasionadas por la explosión de una cohetería clandestina el pasado sábado en el cantón El Ranchador, en Santa Ana.

Los menores, identificados como Vladimir Hernández Guerrero, de dos años; Wendy Nahomy Estrada Avilés, de 15 meses, fueron sepultados en el cementerio de El Sitio en el cantón Comecayo, aledaño a El Ranchador.

«Es doloroso este momento, son cosas que uno no se imagina. La pólvora es impredecible, cualquier cosa puede pasar. Pedimos al Gobierno que nos ayude, porque es nuestra fuente de empleo, nosotros vivimos de esto, somos artesanos de la pólvora. Aquí no se puede juzgar a nadie, tenemos necesidad.», expresó Sixto Avilés, abuelo de uno de los fallecidos y artesano de cohetería.

Deja un comentario