Iota se convierte en tormenta tropical; autoridades mantienen alerta roja en El Salvador

Aproximadamente a las 11:30 de la mañana, el Centro Nacional de Huracanes ha confirmado que el huracán Iota ha perdido fuerza y se ha degradado por completo hasta reconvertirse en una tormenta tropical sobre territorio centroamericano. El fenómeno meteorológico ha perdido fuerza gradualmente desde que hace varios días fuera catalogado como huracán categoría cinco, el máximo nivel que puede alcanzar un ciclón.

Según el NHC, la peligrosidad de Iota, ahora como tormenta tropical, sigue siendo elevada debido a que la región centroamericana se encuentra fuertemente golpeada por el paso de Eta, otro fenómeno meteorológico que dejó su impacto en Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua. Las inundaciones y deslizamientos aún tienen alta probabilidad debido a la saturación de suelos y acumulación de lluvias.

Degradación gradual al llegar a suelo centroamericano

En horas de la mañana de hoy, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, siglas en inglés) de Estados Unidos confirmó la degradación el huracán Iota a categoría uno. Sin embargo, la advertencia sobre Centroamérica se mantiene debido a las lluvias que puede causar en una región fuertemente golpeada por el fenómeno meteorológico Eta.

A pesar de su degradación, el NOAA señala que podrían producirse abundantes lluvias y vientos de gran fuerza que podrían causar daños en estructuras y propiciar inundaciones o desbordamientos de ríos y quebradas. Además, la acumulación de lluvias podría desencadenar deslizamientos o desbordamientos de tierra.