Israel anunció un despliegue masivo de fuerzas de seguridad para frenar la violencia interna en las ciudades

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ordenó un “refuerzo masivo” de las fuerzas de seguridad para ayudar a contener los mortíferos disturbios internos que han sacudido a las comunidades mixtas judías y árabes de todo el país.

“Estamos en una situación de emergencia debido a la violencia nacional y ahora es necesario tener un refuerzo masivo de fuerzas sobre el terreno, y van a ser enviadas inmediatamente para hacer cumplir la ley y el orden”, dijo.

Especificó que las fuerzas serían reservistas de la policía de fronteras de Israel, una fuerza que opera en gran medida en la Cisjordania ocupada.

El recrudecimiento de los combates se ha visto además seguido por un aumento entre judíos y musulmanes en varias ciudades de Israel y de Cisjordania, incluidas palizas e intentos de linchamiento, lo que ha hecho saltar las alarmas ante la posibilidad de un conflicto civil a gran escala, según han recogido los medios israelíes.

Ante esta situación, el ministro Gantz ordenó la movilización de emergencia de diez compañías de la Policía Fronteriza para intentar poner fin a los enfrentamientos, en los que cerca de 375 personas han sido detenidas, tal y como ha informado el diario israelí The Jerusalem Post.

Deja un comentario